viernes, 14 de octubre de 2016

Guerra por las computadoras: Tierra del Fuego advierte que dejará de producir cuando el Gobierno abra la importación

Tal como había adelantado en el mes de julio iProfesional, desde el Ministerio de Producción aseguran que, a partir de 2017, las portátiles que ingresen del exterior dejarán de tributar el arancel del 35%. Desde la isla afirmaron que no será viable la producción nacional con estos cambios


El cruce entre el sector empresario y el Ministerio de Producción frente al manejo de las importaciones, está más al rojo vivo que nunca. 
Es que, en el marco del Coloquio de IDEA, funcionarios de la cartera que conduce Francisco Cabrera confirmaron lo que ya había adelantado iProfesional en forma exclusiva en el mes de julio: que el Gobierno avanzará a paso firme para abaratar la importación de computadoras portátiles. 
¿De qué manera? Eliminando el arancel externo que pesa sobre los dispositivos traídos del exterior (que actualmente es del 35%, el máximo permitido por el Mercosur). Dicho arancel había sido elevado a su tope por la administración kirchnerista para fomentar el ensamblado de equipos dentro del país. 
¿Cuándo comenzará a regir la medida? Las fuentes oficiales se encargaron de dejar en claro que la medida estará vigente desde el primer día hábil de 2017. 
¿Con qué objetivo? Según confirmaron a iProfesional fuentes de la Asociación de Fábricas Terminales de Electrónica (AFARTE), que nuclea a las firmas instaladas en el sur del país, el plan del Gobierno es hacer más accesibles estos dispositivos porque son considerados bienes de capital que permitirán incrementar el nivel de productividad. 
¿Cuánto bajarían los precios? Se estima que una reducción total de los aranceles se traducirá en una rebaja cercana al 15% respecto de los valores al público hoy vigentes. 
¿Quiénes se verán perjudicados por esta decisión? En la actualidad hay unas 15 plantasdedicadas a la producción de portátiles y computadoras personales. De ese total, 13 están emplazadas en Capital Federal, Gran Buenos Aires y Santa Fe. Sólo dos (BGH y NewSan) están en Tierra del Fuego. En paralelo, desde el sector informático estiman que esta medida afectará a más de 5.000 empleos. 
Así enticipaba esta decisión del macrismo iProfesional a mediados de julio: 
“La realidad es que lo lamentamos, porque en la producción de estos dispositivos veníamos trabajando muy bien, sumando integración nacional, como sucedió con las placas”, asegura a este medio Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE. 
“Todavía no hubo una comunicación formal a nivel oficial, pero sí nos lo plantearon en las reuniones que tuvimos. El tema es que cualquier cambio en las reglas de juego significará que discontinuemos la producción de notebooks y tablets en Tierra del Fuego, que ya vienen perdiendo participación en el total”, agrega. 
En tanto que desde Newsan reconocen que una medida de esta naturaleza "impactará en la actividad y en el empleo".
La decisión de la polémica
Uno de los instrumentos con los que cuenta cada país para resguardar sus industrias, más allá del manejo de la política cambiaria o las herramientas administrativas (como las licencias no automáticas, en el caso de la Argentina) son los aranceles de importación. 
Los Estados miembro del Mercosur aplican una alícuota a un amplio abanico de bienes que forman parte del nomenclador aduanero y que arranca en el 16%. 
Sin embargo, en 2011, los países que conforman el bloque acordaron en una cumbre de Jefes de Estado, la posibilidad de que cada país pueda elevar esa protección arancelaria hasta el 35% para una canasta total de 100 posiciones. 
El 35% no fue un número elegido al azar sino que es el nivel máximo permitido por laOrganización Mundial del Comercio (OMC). 
Tras ese acuerdo, en enero de 2013, el Gobierno argentino -con el kirchnerismo en el poder- decidió elevar hasta ese techo las alícuotas de un amplio abanico de productos, entre los que se encontraban frutas, bebidas, productos de higiene personal, motos e, incluso,computadoras portátiles. 
Ahora, el plan del macrismo es directamente eliminar este arancel que había sido elevado al máximo nivel por la administración K y reducir el precio. 
Para ponerlo en perspectiva y a modo de ejemplo, un comprador que se dirija hoy a alguna sucursal porteña de Falabella deberá pagar el equivalente a u$s800 por una notebook marca HP equipada con procesador Intel i3 y disco rígido de 1 Tera. 
¿A cuánto se comercializa en un local de Falabella de Chile un quipo de iguales características? A unos u$s450.
Esto implica que el consumidor argentino está abonando un 80% más en el país que en la nación vecina. 
Paralelamente, en Perú y en Colombia, esta misma tienda ofrece este dispositivo a entre u$s500 y u$s550. 
En el caso de las tablets de marca (con capacidad de 8Gb), los precios en la Argentina rondan los u$s350, un 70% por encima de los vigentes en los locales Falabella de Santiago. 
Quejas del sector industrialEl presidente de la Cámara de la Industria Electrónica (Cadieel), Jorge Cavanna, confirma que “estamos en conocimiento del plan oficial que busca suprimir los aranceles a las portátiles". 
Cavanna asegura que “como cámara nos parece bien que la gente pague menos por una computadora. Es algo razonable. Pero no creemos que el camino sea tomando una medida de este tipo de un momento para otro. Esto tiene que ser dialogado y trabajado entre el Gobierno, las cámaras sectoriales y la UOM”. 
En diálogo con este medio, Carlos Scimone, gerente de CAMOCA (la entidad que nuclea a los fabricantes de electrónica de la Argentina que operan por fuera del régimen de Tierra del Fuego), advierte que la medida "sin dudas implicará el cierre de plantas y pérdidas de puestos de trabajo". 
"Si el arancel pasa del 35% al 0%, se vuelve completamente inviable la producción en la Argentina. No tenemos forma de competir contra los bajos salarios chinos", agrega. 
Para la entidad, una medida de esta índole por parte del Gobierno sería un duro revés, dado que desde la cámara le habían propuesto al Ministerio de Producción un programa para reducir los valores de las portátiles en casi un 30%, en dos etapas, con la condición de no alterar las reglas de juego. Algo que no fue contemplado. 
"Tuvimos una reunión con el ministro Cabrera y el secretario de Industria, Martín Echegoyen, en la que nos prometieron armar una comisión para estudiar cómo bajar los precios al consumidor. Esto fue hace dos meses y seguimos reclamando la comisión. No obtuvimos más respuestas", dispara Scimone. 
¿Cuánto se produce en el país? 

Al trazar un “mapa” de la producción nacional de portátiles se observa que un 20% de los dispositivos salen de las líneas de montaje ubicadas en Tierra del Fuego, polo tecnológico que goza de fuertes beneficios impositivos. 
En 2015 se produjeron en la isla fueguina unos menos de 390.000 equipos. En concreto, se trató de un desplome de casi 70% frente al 1,3 millón de dispositivos producidos dos años atrás, uno de los mejores períodos para la actividad. 
En tanto, el grueso de la oferta local de notebooksnetbooks tablets se genera en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. 
En 2015, estas compañías fabricaron 1,4 millón de unidades, lo que a su vez representó un bajón del 30% respecto a los registros de 2013. 
Actualmente, el mercado más importante dentro del universo de las portátiles es el de lastablets, que explican 7 de cada 10 equipos que entran al circuito de consumo. Claro que gran parte de la oferta ya viene siendo abastecida con equipos asiáticos. 
Al analizar este segmento, las tres marcas líderes son Samsung (cuya operación demandó unos u$s7,2 millones), Noblex (u$s3,5 millones) y Apple (u$s3,4 millones), cuyas importaciones se dispararon un 80% respecto de 2015.

Fuente: Iprofesional

Viernes 14 de octubre de 2016. Resistencia, Chaco. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARCHIVOS DEL BLOG

POSTS POPULARES